Frenarán abusos y extorsiones que realizan agentes de Tránsito y la Fuerza Civil en Acayucan y la región sur

*** Intimidan a conductores con llevarse las unidades con la grúa.

Acayucan, Ver.-  Cansados de la corrupción que impera al interior de la oficina de Tránsito Estatal, ciudadanos de Acayucan y del Sur de Veracruz, se organizan para frenar los abusos y extorsiones de sujetos que amparados con uniformes, hacen de las suyas en distintos puntos carreteros de municipios adscritos a su jurisdicción.

Todos los días de las semanas que se vuelven meses y años, los oficiales bajo el mando del Delegado de Tránsito con base en Acayucan, Alberto Muñoz Rivera, son vistos en carreteras estatales deteniendo vehículos con el único objetivo de sacar dividendos, los conductores reciben  fuertes amenazas para que aflojen cantidades que ellos imponen, bajo advertencia de llevarse al corralón sus unidades motoras, utilizando la grúa y elementos abordo de patrullas de la Fuerza Civil, dependiente de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.

Al platicar con quién esto escribe, ciudadanos expresaron su molestia, mencionando que por escrito y manifestaciones, expondrán del conocimiento al Presidente de la República Mexicana Andrés Manuel López Obrador, al Gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García Jiménez, lo mismo que al Secretario General de Gobierno Eric Cisneros Burgos, al Secretario de Seguridad Pública del Estado Hugo Gutiérrez Maldonado, al Director General de Tránsito y Seguridad Vial José Antonio Camps Valencia, exigiendo la destitución de esos malos servidores públicos.

Mencionan que en la ciudad, cuántas unidades pesadas se observan estacionadas en distintos puntos de la ciudad, descargando todo tipos de mercancías, sin pensar que las consecuencias la sufren los ciudadanos con las calles quedan destrozadas, junto con las tuberías de agua potable y drenaje, expresó molesto Rafael J. Gerónimo Manuel, «los conductores durante el día y la noche llegan y se van como si nada», no son molestados porque tienen convenio económico con los mandos de Tránsito Estatal.

Los mismo sucede en las carreteras, no hacen su verdadero trabajo solo friegan a los conductores que pasan por sus garras que provienen de Chiapas, Oaxaca y Ciudad Alemán, ya ellos saben dónde está la marmaja, mientras la ciudadanía queda desamparada en las calles, ellos son visto tomándose fotos por las mañanas en los cruceros y semáforos, después ni sus luces, se van a lugares estratégicos donde saben que pueden obtener ganancias, lo demás, no les importa.