Exduartista Rodolfo Mendoza Rosendo denunciado por sustracción de menores

Por Claudia Guerrero Martínez

Cuando terminas una relación, algunos utilizan a los hijos para vengarse en contra de la pareja. Lo malo, el terrible trauma formado a los menores de edad y peor, cuando el padre, sufre de problemas psiquiátricos, poniendo en peligro a la propia menor. Este caso, vergonzoso, fue filtrado desde la Fiscalía General del Estado, pues esta dependencia ministerial ha querido ocultar esta investigación, la cual, involucra al exfuncionario duartista, servidor público en la UV y COBAEV, Rodolfo Mendoza Rosendo, quien ha sido denunciado por sustracción de menores, el 30 de septiembre de este 2021.

Pero antes de exponer este caso en exclusiva, vayamos a unos datos jurídicos para dar contexto a nuestra entrega. Sustracción de menores es una conducta ilícita castigada por el Código Penal, con una pena de prisión e inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad.

Y por este delito fue denunciado Rodolfo Mendoza Rosendo, quien bajo la Carpeta de Investigación 1435/2021 se observa haberla interpuesto la madre de la menor, quien tiene la custodia. En el mismo informe, se advierte ser la fiscal Rubí Caraza Márquez, quien lleva este caso. Lo interesante, la omisión a un deber legal por parte de las autoridades judiciales, pues no se ha detenido a Rodolfo Mendoza, quien violó los acuerdos del convenio de visitas a la menor y ahora, no quiere que la niña regrese con la madre.

En el mismo documento, existe una solicitud de información en clínicas de desintoxicación, para que éstas aporten datos de los ingresos de Rodolfo Mendoza Rosendo, al ser internado en varias ocasiones por alcoholismo, siendo una persona no apta para atender a una menor de edad. Con base a un estudio oficial psicológico, Mendoza Rosendo no es estable, ni emocional, ni psicológicamente, por eso la guardia y custodia la tiene la madre.

Y esa inestabilidad psicológica ha provocado que en la declaración de la madre, ella asegure no permitirle hablar con su hija, sólo por medio del celular y él interrumpe todo el tiempo, obligando a la niña de 8 años, qué debe decir.

No es un secreto, que Rodolfo Mendoza sea acusado de ser manipulador, controlador, narcisista y alcohólico, como ocurrió en pasada entregas, donde se involucró en el caso de Sergio Pitol, escritor a quien lo manipularon y literalmente lo retuvo el DIF Estatal, siendo la familia directa de Pitol, quienes interpusieron recursos para protegerlo, pues Mendoza Rosendo tenía la instrucción de Karime Macías Tubilla, exesposa de Javier Duarte de Ochoa, para crear la Fundación Sergio Pitol, con el fin de lavar dinero del erario estatal y bajo el nombre del Premio Cervantes, con el fin de bajar recursos internacionales.

Rodolfo Mendoza toma diariamente antidepresivos. Ha estado internado dos veces en el Centro de Recuperación Ave Fénix, en Casa Nueva Xalapa, dos veces en Centro de Rehabilitación Cúspide, más de tres veces en la Clínica San Francisco de Asís por desintoxicación y atención psiquiátrica en la Ciudad de México. Todo esto con documentos comprobables, integrados en el expediente, así como ejercer violencia psicológica y emocional.

Tratando de intimidar, Rodolfo Mendoza presumía tener amistad con Adelina Trujillo, encargada de una importante área del DIF Estatal, durante la administración de Javier Duarte.  Así como el actual director de COBAEV, Dr. Andrés Aguirre Juárez, quien es su amigo y protector, por eso permite que no se presente a laborar y convertirse en aviador, así como en la Dirección Editorial de la UV, también le permiten que no asista, por amistad con la exrectora Sara Ladrón de Guevara. Todo el tiempo presume poder y dinero para que la gente lo admire o generar respeto. Y sino es por las buenas, es por las malas, pues se debe hacer siempre lo que él dice, en este caso, afectando a una menor de 8 años. Y las autoridades que defienden los derechos de las niñas y niños ¿dónde están?

 Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *