“Putin acaba de descubrir que Rusia no es una superpotencia”

*** Ben Wallace, secretario de Defensa del Reino Unido, declaró que el mandatario ruso “presumió que era invencible” y que “la gente ha subestimado a Ucrania”.

El secretario de Defensa británico Ben Wallace considera que el presidente de Vladimir Putin está descubriendo que Rusia, con la serie de fracasos de su ejército en Ucrania, ya no es una superpotencia.

En una entrevista del periódico inglés Evening Standard, Wallace advirtió que, tras las capacitaciones de las fuerzas aliadas y los constantes envíos de suministros militares, en la actualidad “el soldado ucraniano básico es mejor que el soldado ruso básico”. Y remarcó este punto al señalar el gran número de pérdidas en el ejército ruso y el despliegue de miles de tropas mal entrenadas con la movilización decretada por Putin el 21 de septiembre.

Consultado sobre cómo cree que terminará el conflicto en Ucrania, el ex oficial de la Guardia Escocesa dijo: “No lo sé. Quiero decir que las superpotencias han perdido guerras antes: la Unión Soviética en Afganistán, Estados Unidos en Vietnam. No es inaudito que las grandes potencias tengan que reconciliarse con una derrota en un país vecino, o en otro país en el que se han comprometido”.

Luego se le preguntó si creía que una superpotencia volvería a perder y Wallace fue tajante: “Bueno, no es una superpotencia, eso lo acaba de descubrir Putin. Esa es la clave. Una parte de esto es como que se creyó su propio bombo; se creyó su bombo en el patio de armas, contó tanques en el patio de armas y presumió que era invencible y no lo es”.

El ministro británico de Defensa declaró que las fuerzas de Putin están perdiendo en Ucrania por “sus capacidades militares” y por las “suposiciones estratégicas” erróneas de sus dirigentes. “En todo momento, la gente ha subestimado a Ucrania y ha sobreestimado a Rusia”, dijo.

“Pero Putin tiene en su bolsillo trasero a millones de personas a las que puede meter en una picadora de carne sin reglas, sin tener en cuenta las vidas humanas y la gente inocente y los civiles. Si tiene éxito, enviará un mensaje a todo el mundo de que así es como se ganan las guerras. Y en la comunidad internacional no podemos aceptar eso”, afirmó Ben Wallace.

Y concluyó: “Estamos bastante seguros de que el impulso sigue estando con Ucrania y que Rusia se enfrenta a una pérdida de moral catastrófica, a un equipamiento deficiente, a una escasez significativa de existencias de munición y a la fragilidad política”.

Por otra parte, el secretario general de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) realizó declaraciones similares el martes. Jens Stoltenberg dijo que los recientes ataques de Rusia con misiles en varias ciudades de Ucrania representan una “señal de debilidad”.

“Creo que lo que vimos el lunes es en realidad una señal de debilidad, porque la realidad es que las tropas rusas no pueden avanzar en el campo de batalla. Rusia en realidad está perdiendo el campo de batalla”, dijo el ex primer ministro noruego.

En la visión de Stoltenberg, las tropas rusas “están cediendo territorio porque no tienen la capacidad de detener el avance de las fuerzas ucranianas”. Y añadió: “La forma en que pueden responder es mediante ataques indiscriminados contra ciudades ucranianas, golpeando a civiles e infraestructura crítica.

Además, los líderes del club de naciones industrializadas del G7 condenaron el martes la oleada de ataques rusos contra ciudades e infraestructuras civiles y subrayaron que las agresiones indiscriminadas contra “civiles inocentes” constituyen un crimen de guerra.

Los jefes de Estado y de Gobierno del Reino Unido, Canadá, Estados Unidos, Japón, Francia, Italia y Alemania, expresaron su rechazo a “los deliberados pasos de escalada” emprendidos por Moscú, entre los que citaron la movilización parcial de reservistas y la “irresponsable retórica nuclear”, según un comunicado. “Reafirmamos que cualquier uso de armas químicas, biológicas o nucleares por parte de Rusia se encontrará con severas consecuencias”, indicaron.

Los líderes del G7 se refirieron también al anuncio de Bielorrusia de incluir su Ejército en un ejercicio militar conjunto con Rusia en respuesta a lo que Minsk considera un agravamiento de la tensión en sus fronteras. Señalaron que ese anuncio constituye otro ejemplo de “complicidad” con Moscú e instaron al régimen de Alexandr Lukashenko a “cumplir sus obligaciones conforme al derecho internacional”.