“Hay pacto entre Gobierno Federal y crimen organizado”: Francisco Rivas

*** “A nivel nacional no hay una estrategia, hay una retórica muy bonita de ‘Abrazos, no balazos’, no entendemos en qué momento eso significa que no se respete la Ley”: ONC

En México no hay una estrategia de seguridad, sólo una retórica que lejos de combatir la impunidad y atender la inseguridad, pacta con el crimen organizado, mientras se debilita a las corporaciones locales y se militariza al país, aseguró el director de Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, en entrevista.

El analista prevé que para el final del sexenio la incidencia delictiva se mantendrá cómo hasta ahora, y aunque reconoce una ligera disminución en la comisión de algunos delitos graves, al no haber una estrategia clara, no hay una tendencia a la baja; principalmente por factores como la reducción al presupuesto federal destinado al ramo de seguridad.

“En gasto en seguridad, pasamos del 1.2% del PIB con (Felipe) Calderón, al 1% con Enrique Peña Nieto y 0.89% en el primer año de AMLO. Hoy andamos a un 0.47% que se ha destinado a las policías locales, a la FGR, Guardia Nacional, Sedena y Marina”, argumentó el director del ONC.

Lo anterior, afecta en los presupuestos para la profesionalización y capacitación de las policías y fiscalías, mejoras en condiciones laborales y equipo de trabajo, dejándoles con cero recursos para operar, mientras que por el otro lado se desvía el recurso para las Fuerzas Armadas y sus obras de infraestructura.

“Hicimos un cruce entre homicidios, desaparecidos y presencia de las fuerzas federales y los seis estados más violentos del país, todos gobernados por Morena y con mayor presencia de fuerzas federales”, señaló Rivas.

EL PACTO CON CJNG Y CDS

Otro factor que influye en el panorama de inseguridad en el país radica en un pacto expreso entre el Gobierno Federal y grupos delictivos. Francisco Rivas aseveró que en conversaciones con militares, agentes de Guardia Nacional, fiscales y secretarios de Seguridad, éstos han confesado la orden a nivel federal de dejar pasar a los cárteles Jalisco Nueva Generación (CJNG) y de Sinaloa (CDS).

“Cuando hablas con la GN y los militares en corto, te lo dicen, que tienen la instrucción de dejarlos pasar; cuando hablas con fiscales y secretarios de Seguridad locales, te dicen lo que pasa, incluso cuando hay una detención, hay una intervención de la Federación para que los suelten”, reveló.

Además, ejemplificó con las declaraciones del Presidente respecto a que cuando un grupo criminal controla determinada zona, los índices de inseguridad son bajos; también subrayó lo expuesto por el ex gobernador Jaime Bonilla y la alcaldesa de Tijuana, Montserrat Caballero, sobre lo ocurrido el 12 de agosto en Baja California.

EL NEGOCIO ESTÁ EN LA EXTORSIÓN

A diferencia de otros años, en los que las estructuras criminales se movían de Estado o zona para seguir operando cuando había alguna detención, ahora su modo de operar es cambiar el negocio. Dejan un delito por otro más rentable y aún no es detectado por las autoridades.

“Hoy el principal delito que ocupa la delincuencia organizada es la extorsión en varias modalidades: la presencial o a través del control de los mercados lícitos, de la producción y distribución de productos; también lo hacen contra las autoridades municipales, donde llegan por el dinero público, ponen a funcionarios o se adjudican obras públicas que no existen”, afirmó Francisco Rivas.

NO ESTÁN BUSCANDO A LAS Y LOS DESAPARECIDOS

Según Rivas, se reportan menos homicidios ante las fiscalías, debido a que sistemáticamente se ha generado una estructura para limitar la búsqueda de personas desaparecidas.

“Las Comisiones de Búsqueda no tienen personal, no tienen dinero, no tienen nada y subsanan como pueden, no hay reactivos, no saben cómo identificarlos; en ocasiones han llevado a laboratorios huesos de animales, porque no hay arqueólogos forenses, no hay dentistas forenses, falta toda una estructura”, destacó.

 FISCALÍAS MIENTEN

En opinión del titular del ONC, las fiscalías mienten al no mantener la cadena de delitos conectados, sólo reportan el delito más grave; si hubo violación y homicidios, únicamente reportan el homicidio, explicó.

Hay tres rubros para el secuestro: exprés, extorsivo y la privación ilegal de la libertad. A partir de 2019, esta última modalidad aumentó, y en la misma medida bajaron los secuestros, “es muy evidente que en Baja California aumentó en un año 193%”, puntualizó Francisco Rivas.