Denunciado por amenazas Alfonso Herrera Ortiz, ahora por su exesposa

Por Claudia Guerrero Martínez

Lupita es madre de seis hijos y nunca pensó en el nivel de desapego de uno de ellos, llamado Keyk, quien jamás encajó con sus hermanos y sólo hacer equipo con su padre, Alfonso Herrera Ortiz, quien ha venido por la vida realizando omisiones, ilegalidades, evidentes fraudes amparados por cierto notario de Xalapa, así como envenenar la percepción y vida del llamado “El Chivo”.

Por eso y para proteger a sus hijos, a Lupita no le quedó otra que denunciar ante la Fiscalía General del Estado, en la Unidad de Atención Temprana del Distrito Judicial XI de Xalapa, Veracruz, el 12 de agosto del 2021, con la Carpeta de Investigación UAT/D-XI/XAL/7/1906/2021 por el delito de amenazas en contra de Alfonso Herrera Ortiz y Keyk Herrera Moreno, conocidos empresarios de la capital de Veracruz.

Y lo más triste, que esta mujer en la plenitud de su vida, siendo una adulta mayor de 81 años, viva con daño psicológico, atemorizada y con afectación social por ser amenazada.

En su declaración confirmó haber estado casada con el empresario Alfonso Herrera Ortiz y haber procreado seis hijos. El 19 de febrero, bajo una llamada al celular, la plática entre Lupita y Alfonso subió de tono, cuando este último amenazó con “Partirle la madre” a uno de sus hijos, de nombre Kurk, por lo que Lupita defendiéndolo, le recordó ser también el hijo de él. Nada lo hizo cambiar, pues Alfonso le advirtió diciéndole: “Escríbelo, porque le voy a partir la madre y si te pones pendeja, a ti también te voy a partir la madre…Ahora va a ver ese hijo de la chingada quién soy”.

Y todo, por cierta propiedad donada legalmente en el 2017, de padre a hijo, para después, Alfonso Herrera Ortiz la vendió sin el conocimiento del dueño, cometiendo un fraude, siendo un delito perseguido por la ley.

Lupita quiso poner paz sobre este tema tan vergonzoso, pues no es la primera vez el tener fricciones con su exesposo y éste ser muy volátil. El 12 de agosto del presente, ella fue al negocio de Alfonso Herrera, ubicado en el Fraccionamiento Veracruz, para tratar de dialogar sobre las amenazas que realiza el padre y éste se limitó a decir, haber ordenado a Keyk Herrera Moreno, alias “El Chivo” hacerse cargo del asunto.

La misma Lupita reconoce en su declaración que “El Chivo” es una persona prepotente, violenta y de carácter impulsivo, así como advertir que Keyk nunca ha demostrado ningún respeto a su madre, ni a la familia y Keyk amenazó a su mamá hace cuatro años, en el domicilio que tenían en la Unidad Magisterial, en Xalapa, alegando tener personas quienes podían hacerle daño.

En 50 años de conocer a Alfonso Herrera Ortiz, Lupita narra sinsabores, amarguras, traiciones, violaciones a sus derechos como mujer y esposa. Por eso, ella protege a sus hijos, pero en el caso de “El Chivo”, ella con tristeza, declara haber sido amenazada de muerte por su propio hijo, bajo la influencia de su padre y nunca la ha respetado.

Una verdadera tragedia, pues Lupita debe estar tranquila, llena de cariño por sus hijos y nietos, pero al contrario, por la avaricia y negocios, ella sale a defender a su familia, presentándose en los juzgados para interponer denuncia en contra de su exesposo e hijo.

 Dudas y comentarios: claudiaguerreromtz@gmail.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *