Coronavirus: ya son 132 los muertos en China y más de 6 mil los infectados

Ginebra/Beijing/Bangkok.– La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó hoy de que un comité de emergencia formado por epidemiólogos y otros expertos se reunirá mañana jueves en la sede del organismo en Ginebra para determinar si el coronavirus constituye o no una emergencia internacional, tras haberlo descartado hace una semana.

El comité se reunirá después de que el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, viajara a Pekín para analizar con las máximas autoridades del país la situación de la epidemia, que afecta ya a alrededor de 6 mil personas, de las que 132 han fallecido.

Una emergencia internacional intensificaría las medidas de prevención y coordinación de las autoridades sanitarias en todo el mundo, aunque la OMS ya determinó la semana pasada que el brote constituye un riesgo “alto” a nivel global.

Para declararla la OMS exige tres criterios: que se trate de un evento extraordinario, que constituya un riesgo de rápida expansión en otros países, y que requiera una respuesta coordinada internacional.

                             LOS CASOS EN CHINA SUPERAN AL SARS

Varios países comenzaron el miércoles a evacuar a sus ciudadanos de la ciudad china más afectada por el brote de un nuevo virus que ya ha infectado a más personas en China de las que enfermaron de SARS.

La cifra de muertos llegó a 132, aún por debajo de los 348 que dejó el SARS en China. Los científicos dicen que aún quedan por descubrir muchos detalles cruciales sobre el nuevo virus, como su gravedad y su capacidad de contagio.

Un vuelo japonés que llevaba a varios evacuados de la ciudad de Wuhan llevaba a cuatro pasajeros con tos y fiebre. Dos recibieron un diagnóstico de neumonía.

Los tres hombres y una mujer fueron trasladados a un hospital de Tokio en ambulancias separadas para recibir tratamiento y pasar más controles médicos. Otra mujer sufrió náuseas en el aeropuerto y también fue hospitalizada.

En un primer momento se desconocía si estaban infectados con el nuevo coronavirus, detectado en Wuhan en diciembre. Sus síntomas, que incluyen tos y fiebre y en los casos más graves neumonía, son similares a los de muchas otras enfermedades.

Las nuevas cifras reportadas por China añadieron 26 muertos, todas salvo una en la provincia de Hubei y su capital, Wuhan. El número de casos creció en mil 459 respecto al día anterior, un pequeño aumento respecto a los mil 771 casos nuevos del lunes. En el extranjero se confirmaron más de 50 infecciones.

Emiratos Árabes Unidos, base de las operadoras de vuelos de larga distancia Emirates y Etihad, confirmó el miércoles sus primeros casos en miembros de una familia llegada de Wuhan, según la agencia estatal de noticias. En un primer momento no estaba claro cuántos familiares estaban enfermos.

British Airways anunció el miércoles la suspensión inmediata de todos los vuelos con origen y destino en la China continental, después de que el Gobierno británico recomendara no viajar al país si no era necesario.

“Nos disculpamos con los clientes por los inconvenientes, pero la seguridad de nuestros clientes y tripulación siempre son nuestra prioridad”, indicó en un comunicado la compañía, que opera vuelos diarios desde el aeropuerto londinense de Heathrow a Shanghái y Beijing.

El brote también ha afectado a eventos deportivos internacionales. La Federación Internacional de Hockey pospuso juegos de la Pro League en China y los eventos clasificatorios para los Juegos Olímpicos de futbol, baloncesto y boxeo que se habían programado en febrero se estaban trasladando a otros países. Quedan 177 días para el inicio de los Juegos Olímpicos, y los organizadores en Tokio estaban en alerta por los posibles efectos indirectos del brote.

En Australia, las autoridades sanitarias anunciaron que se había colocado en cuarentena a la selección femenina de futbol china en la ciudad de Brisbane por preocupaciones por su paso por Wuhan una semana antes.

El equipo se quedaría aislado en un hotel hasta el miércoles de la próxima semana. Ninguna de las 32 jugadoras ni el personal técnico había mostrado síntomas.

Aviones arrendados para evacuar a ciudadanos japoneses y estadounidenses despegaron de Wuhan el miércoles por la mañana, mientras otros países preparaban evacuaciones similares de zonas que China ha aislado en un intento de controlar el virus. El bloqueo a 17 ciudades ha dejado a más de 50 millones de personas en las zonas controladas, en la mayor operación de control de enfermedades de la historia.

Un avión con estadounidenses a bordo salió de Wuhan e hizo escala en Anchorage, Alaska, antes de continuar su viaje hacia el sur de California.

Los 201 pasajeros ya habían pasado dos controles en China y fueron revisados dos veces más en Achorage por los Centros estadounidenses de Control y Prevención de Enfermedades. Un pasajero recibió atención médica para una lesión menor sufrida antes de embarcar al avión en China, según una nota de prensa del Departamento de Salud y Servicios Sociales de Alaska.

Estaba previsto que el avión aterrizara en una base aérea en el condado californiano de Riverside, donde los pasajeros pasarán nuevos controles sanitarios y completarán el proceso de repatriación.

En el aeropuerto de Tokio, Takeo Aoyama, empleado de la filial de Nippon Steel Corp. en Wuhan, dijo a la prensa que estaba aliviado de haber podido regresar a casa.

                                        LA SUSPENSIÓN DE VUELOS

British Airways canceló todos sus vuelos a China y American Airlines los suspendió hacia y desde los aeropuertos de Shanghái y Beijing mientras se extendía el temor por un nuevo virus que ha matado a más de 130 personas.

Las dos empresas se unieron el miércoles a varias aerolíneas asiáticas que están suspendiendo o reduciendo significativamente el servicio allí a medida que se extendieron los temores sobre el coronavirus.

Air India y la aerolínea surcoreana de bajo costo Seoul Air también suspendieron todos los vuelos al país, y la indonesia Lion Air planeaba hacer lo mismo. Otros operadores, como Fin Nair, Cathay Pacific y Jetstar Asia están reduciendo el número de vuelos al país ante el descenso de demanda debido al brote.

Además de interrumpir los viajes, la medida aumentará los temores sobre el impacto económico más amplio del brote del virus. Los hoteles, las aerolíneas, los casinos y los operadores de cruceros se encuentran entre las ramas de la economía que están sufriendo las repercusiones más inmediatas, especialmente en países cercanos a China.

British Airways anunció el miércoles la suspensión inmediata de todos los vuelos con origen y destino en China continental, después de que el gobierno británico recomendara no viajar al país si no era necesario.

La compañía opera vuelos diarios desde el aeropuerto londinense de Heathrow a Shanghái y Beijing. La medida se anunció al día siguiente de que la Oficina británica de Exteriores actualizara sus recomendaciones de viajes a China, desaconsejando “todos los viajes no esenciales” al territorio continental chino, sin incluir Hong Kong y Macao.

American Airlines dijo el miércoles que suspenderá los vuelos entre Los Ángeles y Shanghái y Beijing desde el 9 de febrero hasta el 27 de marzo. La aerolínea citó “la disminución significativa en la demanda de viajes hacia y desde China”.

China ha cortado el acceso a la ciudad central de Wuhan, epicentro del brote, y otras 16 ciudades para evitar que la gente se marche y extienda más el virus. Eso ha atrapado a más de 50 millones de personas en las medidas de control de enfermedades de mayor alcance jamás impuestas. Más de 6 mil personas se han contagiado en todo el mundo.

Air Seoul se convirtió en la primera aerolínea surcoreana en suspender sus vuelos a destinos continentales chinos aparte de Wuhan, al cancelar los trayectos a las ciudades de Zhangjiajie y Linyi.

Por su parte, Lion Air canceló más de 50 vuelos a China hasta bien entrado febrero. Los vuelos salían de cinco aeropuertos internacionales en las ciudades indonesias de Denpasar, Manado, Surabaya, Yakarta y Batam. La suspensión se aplicará de forma gradual y se mantendrá hasta nuevo aviso, dijo el vocero de Lion Group Danang Mandala Prihantor.

Kazajistán suspendió todos los servicios de aviones, trenes y autobuses a la vecina China y dejó de emitir visas a ciudadanos chinos debido al brote de un nuevo virus. El Gobierno anunció la suspensión de todos los trenes a partir del sábado y de todos los vuelos a China a partir del lunes. El servicio de autobuses de pasajeros fue suspendido el miércoles. Kazajistán, una nación de Asia Central, comparte una larga frontera con China.

-Con información de Ken Moritsugu, Adam Schreck y Elaine Kurtenbach

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *